Compartir

Descubra qué son los rodamientos híbridos

Son excelentes aislantes térmicos y pueden alcanzar una velocidad más alta y asegurar una mayor vida útil.

 

 

Hoy nos toca hablar de los rodamientos híbridos y aunque para algunos el término no resulta del todo familiar, los resultados de su aplicación están más que comprobados… Antes de comenzar a explorar sus ventajas, es importante partir de una definición. Podemos decir que los rodamientos híbridos son aquellos que combinan dos elementos en su funcionamiento: el acero para los aros de los rodamientos y el nitruro de silicio (cerámica) para los elementos rodantes.

 

Además de ser unos excelentes aislantes eléctricos, este tipo de rodamientos puede alcanzar una velocidad más alta y asegurar una mayor vida útil, sobre todo si los comparamos con los rodamientos hechos completamente de acero. Asimismo, tienen una gran capacidad para aislar la electricidad, lo que permite proteger los aros de los daños causados por la corriente eléctrica.

 

La densidad del nitruro de silicio es de solamente el 40% de la densidad del acero para los rodamientos. Es importante aclarar que los elementos rodantes pesan menos y tienen menor inercia, lo que implica menor tensión en la jaula durante los arranques y paradas más rápidas, además de tener una fricción considerablemente menor a velocidades altas.

 

“Al tener una menor fricción significa que el rodamiento funciona a temperaturas más bajas y se alarga la duración del lubricante”, explica Adhemar Flores, asesor de ventas corporativo de Finilager.

 

Hasta aquí, entonces, sacamos una idea clave: los rodamientos híbridos son apropiados para las altas velocidades de giro. Otra parte esencial para destacar es el rol que juega el nitruro de silicio, que otorga más dureza y elasticidad que el acero, lo que hace que el rodamiento tenga una mayor rigidez y una mayor vida útil, sobre todo en entornos contaminados.

 

“Los elementos rodantes de nitruro de silicio presentan una menor expansión térmica que los elementos rodantes de acero de tamaño similar. Esto implica una menor sensibilidad a la temperatura dentro del rodamiento y un control de precarga más preciso a la hora de diseñar disposiciones de rodamientos para bajas temperaturas y para estimar las reducciones de juego en los rodamientos híbridos”, acota Flores.

 

Los rodamientos híbridos responden mejor que los estándar a condiciones de alta velocidad, escasa lubricación y aislamiento térmico. Se emplean en aplicaciones tales como turbinas de gas, máquinas, herramientas, motores eléctricos, entre otros.

 

Los rodamientos híbridos, sin duda alguna, tienen muchas ventajas para la industria, en especial duran más en aplicaciones que funcionan bajo condiciones dinámicas severas o bajo condiciones de lubricación con una baja viscosidad de funcionamiento. Los expertos aconsejan que este tipo de rodamientos deben mantenerse envueltos o cubiertos hasta el último momento posible antes de su instalación, ya que la mayoría de los preventivos usados para protección del rodamiento son compatibles con los lubricantes a base de petróleo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *