Compartir

Conozca al fundador de Finilager

Jorge Núñez del Prado fue el visionario que le dio vida a una empresa que nació en Santa Cruz y que luego se expandió al resto del país.

 

Jorge Núñez del Prado falleció en 2007 y dejó un legado que hoy se expande por todo el país. (Foto: Archivo Finilager)

 

En la década del 50, Santa Cruz de la Sierra era una pequeña ciudad con no más de 60.000 habitantes. Sus calles de tierra eran testigos de cómo sus habitantes luchaban para surgir en un entorno complejo, alejado de los centros de poder y de la dinámica económica de la época.

 

Fue a esa ciudad a la que llegó el paceño Jorge Nuñez del Prado, con la intención de afincarse y buscarse un porvenir. Con el paso de los años, se dio cuenta que pese a que Santa Cruz de la Sierra no era en ese entonces una potencia económica, sí tenía mucho futuro por delante.

 

Su espíritu emprendedor lo llevó a crear Finilager el 5 de noviembre de 1973. Las primeras oficinas se encontraban en la calle Independencia No. 119. La empresa se convirtió en la primera tienda especializada en rodamientos, crucetas y retenes.

 

 

Las primeras oficinas se encontraban en la calle Independencia No. 119 (Foto: Archivo Finilager)

 

Desde sus inicios, Nuñez del Prado impuso su política de honestidad, servicio y entrega. Esos tres principios le permitieron a Finilager tomar vuelo. En 1974, don Jorge abrió la primera sucursal en La Paz y a mediados de la década del 80 hizo que todo el sistema contable y de control de inventarios pase a un sistema computarizado. Sin duda, se trataba de una visión de vanguardia para la época,

 

La década del 90 se caracterizó por la continua expansión, con la apertura de sucursales en ciudades como El Alto y Cochabamba, además de nuevas instalaciones en Santa Cruz.

 

Núñez del Prado falleció en junio del 2007. Sin embargo, su legado sigue presente en torno a la familia Finilager que creó y que hoy en día tiene alrededor de 200 trabajadores en toda Bolivia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *