Compartir

¿Amortiguador? Piense en seguridad y no confort

Driv y Finilager se unieron para darle a los bolivianos amortiguadores de equipo original. Ya sea para vehículos livianos o maquinarias pesadas, sus productos son un 40% más durables que otras marcas.

Si usted es de los que cree que el amortiguador no es importante, que es una pieza que brinda sensaciones y confort, pues está equivocado, porque es clave para la seguridad de cualquier vehículo… Y por una simple razón: es un elemento que se encarga de mantener las llantas constantemente adheridas a la carretera.

Esta explicación la brinda José Luis Yanardi, gerente de ventas de Driv. “Si tengo un amortiguador con desgaste o no es el adecuado para un vehículo, la distancia de frenado aumenta casi 2.6 metros, que es la diferencia entre provocar o no un accidente”, explica Yanardi, que trabaja en Driv, una industria que se especializa en equipos originales.

Para este experto, el gran mérito de sus amortiguadores es que se fabrican de acuerdo con las especificaciones de ingeniería desde el momento mismo en el que se empieza a desarrollar el proyecto de un nuevo vehículo.

“En el mercado hay productos baratos, intermedios y los que son ‘caros’. Pero siempre digo que las bondades del nuestro no se ven, porque están adentro y dura en promedio un 40% más que otros. Es decir, los amortiguadores de Driv hacen que cualquier vehículo frene correctamente”, remarcó Yanardi.

Precisamente Finilager apostó por incluir esta industria de nivel mundial en su portafolio. “Nuestro objetivo permanente es la atención al cliente y, por eso, nos esforzamos por brindar soluciones de máxima calidad a todos los segmentos que atendemos. Para nosotros es muy importante tener como aliado estratégico a Driv, un compañía líder en el segmento automotriz, al que Finilager está apuntando con mucha fuerza”, aseguró Cecilia Parada, su gerente comercial.

Para Pablo Andrés Medina, gerente de ventas de Drive en Bolivia y Perú, esta relación permitirá fortalecer y potenciar los lazos comerciales. “Somos una empresa nueva, fabricamos productos originales de más de 30 marcas líderes en innovación y desarrollo en el mundo automotriz; marcas que tienen más de 100 años”, acotó Medina.

Una relación que se inició el año pasado. “Después del éxito de Wagner con pastillas y líquidos de frenos, que también pertenecen a Driv, hemos desarrollado la línea de amortiguadores. Hay de dos tipos: los de la marca Monroe para vehículos livianos y pesados, y los de Rancho para equipos de trabajos y de condiciones extremas. Son los número uno en el mercado boliviano”, explicó Rodrigo Guerrero, encargado Segmento Automotriz de Finilager.

La empresa boliviana tiene planeado realizar diferentes actividades y capacitaciones que apuntan a concienciar al cliente sobre el valor del amortiguador y la importancia de elegir lo mejor, “porque nosotros no solo vendemos productos, sino que también brindamos las soluciones”, concluyó Parada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *